El discurso de Trump no es “nacionalismo” ni “involución”, como dicen sus enemigos, sino puro cambio

Los progres y los viejos políticos de todo el mundo están que trinan porque el triunfo de Trump pone en peligro el imperio de poder y privilegios que han construido y que creían invulnerable.

El discurso de Trump no es “nacionalismo” ni “involución”, como dicen sus enemigos, sino puro cambio

Anuncios